Bilbao-Durango-Arratia Tranbia

    La concesión de la Línea del Tranvía de Bilbao á Durango con ramal de  Lemona a Ceanuri, quedó aprobada por Real Orden de 16 de noviembre de 1888 y fue otorgada en favor de D. Ángel de Iturralde, siendo ésta de tracción a vapor. No obstante, en sus primeros tiempos el tranvía funcionó con tracción de sangre y unidades tipo jardinera de dos ejes que partían de la Plaza del Arriaga en Bilbao. Más tarde, el 9 de enero de 1899, se constituyó  ante el Notario de Bilbao D.Ildefonso Urizar, la “Sociedad Anónima del Tranvía Eléctrico de Bilbao a Durango y Arratia”, con un capital social de 2.150.000 pesetas. El 7 de diciembre de 1902  quedó inaugurada oficialmente la línea eléctrica del tranvía, entrando en funcionamiento tres días más tarde sobre una banqueta  que soportaba un ancho de vía de 1365 mm. –igual a la de los Tranvías de Bilbao- con los que combinaba mercancías y compartía algunos tramos de vía. La construcción de la línea y dirección de obra  así como la elaboración previa del proyecto se confió al Ingeniero D.Jose Maria Chalbaud, que fue su primer Director.
    Por tanto, entre las fechas de 10 de diciembre de 1902 y de 30 de noviembre de 1964, circuló por la zona Norte del municipio el Tranvía Eléctrico de Bilbao a Durango y Arratia, de Oeste a Este, desde el Puente de Zubialdea hasta el Barrio de Etxerre en su límite con Galdakao, contando con apeaderos en Zubialdea, La Basconia, Pozokoetxe, Azbarren, Urbi y Etxerre.
    El tranvía después de pasar el Puente de Zubialdea y recorrer unos pocos metros en nuestro municipio entraba en el de Etxebarri donde estaba el apeadero de Zubialdea, para atravesar el Túnel del Boquete (un túnel en curva de 200 m. de longitud que está en desuso hoy en día, pero que consideramos debería ser recuperado para su utilización peatonal porque posee una magnífica bóveda de ladrillo), saliendo de nuevo a Basauri para seguir por la margen izquierda del Río Nervión y enlazar con las instalaciones de La Basconia situadas a ambos lados de la actual Avenida de Larrazabal, atravesando en paso superior la línea del Ferrocarril Central de Vizcaya, siguiendo después por la Avenida de Cervantes, cruzando de nuevo el Nervíon por Urbi y siguiendo por la Avenida de Gudarien hasta el Camino de Etxerre , previo paso bajo la Carretera Foral BI-625, finalizando así su periplo en Basauri para seguir en dirección a Durango entrando en el municipio de Galdakao.
    Este tranvía fue ampliamente utilizado por la población de Basauri en franca competencia primero, con el Ferrocarril Central de Vizcaya y después con los Ferrocarriles Vascongados que heredaron la línea Bilbao-Durango y quienes en 1911 adquirieron todas las acciones del TBDA y eliminaron al competidor directo, aunque no absorbieron a la Sociedad Anónima, la cual siguió funcionando con ese nombre hasta su desaparición en 1964.

Bilbao-Durango-Arratia Tranbia