Valentín Fernández Martínez. “Pinceles-Ixatxak”

   Valentín Fernández, popularmente conocido como “Pinceles” o “Ixatxak” como firmaba sus obras a partir de 1975, nació en el Barrio de San Fausto el 13 de noviembre de 1926, estudió en el Colegio San José y con trece años comenzó a trabajar en La Compañía Anónima Basconia.

   Fue alumno aventajado en Basconia Escuela de Aprendices ( BEA) y el sobrenombre le viene de que siempre iba con unos pinceles en el bolsillo de la chaqueta.

   La Basconia le concedió una beca para acudir durante cuatro años a la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao en sus instalaciones de la Escuela de Trabajo de Basurto, a la que acudía diariamente después de terminar su jornada laboral. Durante los años de 1943 a 1945 obtuvo en ella un sobresaliente y dos diplomas de honor.

   En 1946, último año de la beca de la Basconia, comienza su aprendizaje artístico en pintura en el estudio que el Pintor Miguel de Marañón tenía en su buhardilla de la Calle La Cruz y en agosto de ese mismo año, participa con un bodegón en la II Exposición de Bellas Artes de Bilbao.

   Posteriormente y durante tres años realizó el servicio militar en Burgos y se produjo un parón en su formación artística, el cual se prolongó durante veinte años, porque aunque trabajó como Delineante en La Basconia, hasta 1969 no reanudó su carrera artística.

   Se casa y vive con su familia en San Miguel, en la Calle Saibi Mendi nº 4 de la Barriada de Hernán Cortés, colaborando activamente con la Asociación de Vecinos de San Miguel, siempre de manera altruista.

   A comienzos de la década de 1970 y sin abandonar su trabajo en la Basconia, abre el taller-estudio de Calle Santiago nº 4 y pinta caseríos, retratos, el mundo del trabajo, arrantzales, baserritarras, niños y ancianos, lo cotidiano de la vida vasca con sus ambientes y costumbres. Todo ello, con una pintura intimista en una sobria paleta de férreas entonaciones de ocres y tierras.

   Generaciones de niños basauritarras recibieron clases de dibujo y pintura en el estudio de este hombre modesto, emotivo y sensible, dispuesto a colaborar desinteresadamente con todo aquel que se lo solicitara.

   Pinta en 1971 por encargo del Ayuntamiento, un gran lienzo que cubre la pared Este del vestíbulo de entrada a la Casa de Cultura de Ibaigane, que refleja el Basauri de su infancia  de San Miguel y de Artunduaga, con su puente y ferrería, existiendo varias versiones de esta obra.

   En 1972 realiza su primera exposición individual en la Galería Windsor, de Bilbao, con notable éxito.

   También en 1972 participa con varias obras en la Gran Muestra de Arte Vasco, de Barakaldo.

   En la segunda exposición individual organizada en 1975 por la Galería Lorca, de Bilbao, conoce al Escritor Luis de Castresana con quien entabla una gran amistad y quien incorpora 24 obras de Ixatxak en la primera edición en euskara de su novela “ Gernikako beste arbola - El otro árbol de Guernica”, realizada en 1979.

   En 1978 expone individualmente en la Galería Eguberri, de Bilbao.

   En 1979 participa en una exposición colectiva en la Kultur de Ibaigane.

   Ya jubilado de la Basconia esculpe en barro figuras de personas trabajando.

   Fue también Pregonero en los San Faustos de 1990, en manifiesto reconocimiento popular a su cualidad humana y artística.

   En 1992 expone en la Sala de Arte Echeva, de Bilbao, también con éxito notable.

   Entre el 7 de mayo y el 11 de junio de 1993, se organiza en la Torre de Ariz una exposición homenaje de su obra y se edita el libro “Ixatxak”, falleciendo poco después.

   “Pinceles-Ixatxak” el gran pintor local, con txapela “siempre en su sitio”, posee obra diseminada en colecciones particulares e instituciones tales como la Universidad de Deusto, el Ayuntamiento de Basauri, la Casa de Cultura de Ibaigane, La Fábrica de Laminación de Bandas de Etxebarri ( hoy Arcelor-Mittal), etc.

   En reconocimiento a su persona y obra, el Ayuntamiento de Basauri inauguró el 7 de julio de 1995 un Parque en San Miguel que lleva su nombre.

Pinceles